Viernes, 18 de septiembre de 2009


Para resguardar los corazones sensibles a daños amorosos, infidelidades, rupturas, etc.
Necesitamos 3 cdas. de ruda seca molida, 1 cda. de ajo en polvo, 5 cdas. de harina de mandioca, 2 gotas de esencia de rosas. Debemos poner en un mortero la harina de mandioca con la esencia de rosas, mezclar bien hasta que se absorba la esencia, luego agregaremos la ruda y el ajo. Mezclar, pasar por un colador y guardar en un frasco bien cerrado. Puede ser usado luego de la ducha. Con un trozo de algodón impregnado con la preparación frotaremos, en círculo, la zona del corazón, mientras pedimos que los dioses nos protejan del mal de amor, que sanen nuestro cuerpo y que fortifiquen nuestro corazón. Si no es posible aplicar la preparación a otra persona, podemos regalarle un poco de ella, y en casa realizar el mismo ritual invocando el nombre de la persona que se quiere proteger.

Publicado por susurroalviento @ 18:37  | AMOR
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios